Visitas Recientes

Informacion temporada ski snow 2009
Cajón del Río Azul
El Cajón es un estrechamiento del Río Azul rodeado de paredones de aproximadamente 40 metros de alto. Este circuito de trekking es uno de los mejores de El Bolsón llegando hasta los Piletones o Pozones del Río Azul.

Saliendo en automóvil desde El Bolsón es necesario dirigirse al norte por la Ruta Nacional Nº 40 (Ruta a Bariloche)  y tomar el desvió a Mallín Ahogado hasta la Chacra de Warton, donde también se puede llegar en transporte público. Aquí es donde normalmente de dejan estacionados los autos. Si dispone de una camioneta 4X4 se puede seguir unos kilómetros más hasta la Confluencia de los Ríos Azul y Blanco lo que sin duda hará su regreso mucho más sencillo y menos cansador.

La senda de trekking  comienza con el cruce de dos pasarelas colgantes sobre los ríos Blanco primero y Azul después. Dependiendo de la época del año es posible atravesar los ríos por un vado de piedras. Se sube luego por una huella ancha que serpentea por la ladera de un cerro y se mantiene próxima al Río Azul, luego de dos horas se pasa por una zona de acampe llamada La Playita donde hay duchas, baños y fogones. Mas adelante hay varios puestos de veranada y chacras.

Lentamente se va ganando altura y el río se va encajonando permitiendo apreciar los primeros piletones de color esmeralda donde suelen verse truchas de considerable tamaño. Lamentablemente aquí el agua es muy fría y solo los más audaces se aventuran a bañarse en ellas.

Luego la huella se angosta transformándose en picada, con sectores de pendiente moderada a fuerte, se han dispuesto incluso algunos puentes y escaleras de troncos para  hacer más sencilla la caminata pero sin duda este tramo es el más difícil y cansador del recorrido. Por suerte esta etapa se desarrolla dentro de un bosque de Coihues brindando respiro en días de calor.

 Luego de un último esfuerzo la senda llega el Cajón del Río Azul que es el sitio de mayor encajonamiento donde las paredes verticales del mismo se acercan a menos de 80 centímetros una de otra. Hay allí un puente de madera donde se pueden tomar las fotografías de rigor.

Bajando hasta el rió existen algunos miradores desde donde se podrá apreciar la magnitud de este encajonamiento.
A menos de un kilómetro del cajón se encuentra un camping agreste que dispone de servicios elementales  tales como baño, ducha, y una proveeduría básica. El dueño del lugar, Atilio Csik, elabora una buena cerveza artesanal que enfría en el mismo rió Azul y es recomendable para reparar el cansancio del camino. También vende pan casero y a pedido se realizan asados de cordero al asador.

Este camping puede servir de base para un recorrido por la zona.  Lo más cercano y recomendable es visitar los grandes piletones o pozones color esmeralda  situados a unos 20 minutos de caminata.

Si se desea ir más allá, luego de unos 45 minutos aroximados de caminata se accede a El Retamal donde hay otro refugio. También se puede seguir caminando  paralelo al rió hasta llegar luego de una 7 u 8 horas a dos Lagos de altura que se encuentran cercanos al límite con Chile, donde se encuentra el Refugio Los Laguitos.

Lo recomendable para llegar al Cajón del Azul y solo realizar un recorrido corto por la zona es conveniente disponer de al menos dos días y una noche. El tiempo promedio de duración de la caminata es de 3 a 5 horas desde la Confluencia de los Ríos Azul y Blanco, la vuelta, lleva casi el mismo tiempo.

Hay agua suficiente en casi todo el recorrido. Una cantimplora o botella mediana debería alcanzar para la hidratación necesaria.  Como en todo recorrido de montaña se debe tener mucho cuidado de evitar las fuentes de agua o arroyos que no posean  suficiente caudal y evitar los estanques o lugares donde concurren los animales a beber  ya que pueden estar contaminados.

Es una caminata de dificultad media que podrá ser realizada por personas con un estado físico bueno o normal. Por su duración y dificultad no es recomendada para niños pequeños, personas mayores o con algún impedimento físico.

Es importante llevar calzado y ropa cómoda. En verano las temperaturas pueden alcanzar fácilmente los 30 grados al mediodía y bajar hasta 0 grados  durante la noche., por eso es conveniente llevar varias capas de ropa que pueda ir administrando a lo largo de la jornada.

Se puede pasar la noche en el camping del rió Azul (no olvidar la carpa) o dormir en el refugio con un dormitorio común para unas 30 personas, en ambos casos lleve bolsa de dormir y algo de comida. En las proximidades del camping hay leña disponible.

Este recorrido se puede realizar de forma independiente o contratando un guía, otra alternativa es hacerlo cabalgando.

No olvide su cámara, los Piletones o Pozones color esmeralda del Río Azul son uno de los paisajes más bellos de la Patagonia.