Visitas Recientes

Guia Práctica: Travesías en Bicicleta en Patagonia (Primera Parte)
En esta guía práctica te brindamos la información necesaria para organizar una travesia en bicicleta.  Por Axel Miguez.*
 

El Viaje.


La hoja de ruta.

Cuando estemos por hacer un viaje, conviene armar una hoja de ruta. No es bueno salir de X a Y sin saber por dónde se puede ir ya que se pierde mucho tiempo y yendo de un lado a otro al final tal vez pierdas el objetivo y termines haciendo cualquier otra cosa. La hoja de ruta te sirve para tener idea de los kms que tendrás que recorrer, los tiempos que se supone te llevara cada jornada, cada día, o todo el viaje.

También tendrás marcado los puestos de servicios con que contaras, sabrás si hay pueblos o si es un tirón de 400 kms que no hay nada, con lo cual tendrás que llevar varias cosas más. También si hay agua en el viaje, cosa muy importante a tener en cuenta. Igualmente siempre se puede alterar el viaje porque te dio ganas de ir a un otro lugar, o porque donde querías ir no se puede por desborde de río, o algo similar, pero es bueno tenerla y editarla para que quede armada con el nuevo trayecto.

No va a faltar oportunidad durante la jornada vas a querer saber Cuanto Falta? con un GPS vas a estar bien ubicado, también con un mapa, aunque difícil de tener la posición exacta. Preguntarle a la gente es una opción, pero ojo que muchas veces no tienen idea, los centros de información son buenos, aunque muchas veces saben mejor donde hay una pizzería o un hostal, en vez de cuantos kms hay hasta el próximo pueblo.
Un consejo es nunca prestarles atención a los automovilistas, ellos tienen buenas intenciones pero están en un universo paralelo al nuestro. Ellos van en una caja con ruedas cerrada herméticamente a 150 km/h. No entienden de subidas, bajadas, viento en contra, a favor o cruzado. De ripio o asfalto.... Ni siquiera se percatan que vas a 20 km/h ...

Lo mejor es ir siguiendo tu hoja de ruta y evaluar la situación según se vaya presentado. Así vayas de viaje solo o con 15 amigos, mientras estas pedaleando estas básicamente solo.
Pocas veces vas a ir al lado de otro , pocas veces vas a poder hablar durante el pedaleo, y muchas veces vas a ir con vos mismo, por eso es bueno llevar siempre un reproductor de música, tipo mp3, que te anime los momentos donde la ruta o le paisaje se pone aburrido, pesado, tedioso, o la cabeza flaquee un poco. Te vas a distraer y cuando te das cuenta ya estas llegando.

Solo o con amigos?

Viajar con amigos es una buena opción, es divertida y segura, pero la cantidad de amigos es inversamente proporcional a la cantidad de días del viaje. Porque? Porque uno a los amigos los quiere y aguanta... por un tiempo. Luego la convivencia se hace pesada, y los detalles que dejas pasar una noche de fiesta o 2 días de viaje ya no los soportas durante 1 mes. También muchas voces opinando generan confusión, o muchas propuestas tampoco aportan nada.

Generalmente para viajes que no son guiados , conviene ser pocos y bien conocidos. Hablar mucho del viaje y de las opciones, para luego no estar cambiando todo el tiempo de objetivo. Es bueno armar un cronograma y tratar de atenerse al mismo. También se puede pedalear sin tiempos, pero probablemente no se logre el objetivo y se termine el viaje en un lugar distinto al originalmente elegido.

Si bien uno siempre sueña con viajes epopeyicos, conviene ir haciendo experiencia. No es muy recomendable comprar una bici y largarse a un viaje de 3.000 kms. Tal vez si se es parte de un grupo ya experimentado, pero si no... mejor ir paso a paso. Los primeros viajes deben ser medianamente cortos, no más de 300 kms, con buenos lugares para pasar las noches y en lo posible relativamente bien habitados.

Allí uno va a ir adquiriendo la experiencia de los imprevistos que te pueden ir pasando, se va probando el equipo y mejorando las configuraciones y tiempos para armar la bici. Si uno tiene un problema, el hecho que pasen vehículos es importante ya que se puede pedir desde agua hasta que te lleven.
También uno se va conociendo a sí mismo y a la bici. Que quiere decir eso? Que de este modo uno va sabiendo cuánta agua necesita, cuantos kms puede pedalear con peso, cuánto tiempo se tarda en una jornada, que velocidad promedio un puede ir manteniendo, sobre todo dependiendo en que terreno se esté rodando.



Circuitos en la Patagonia.

En caso de la Patagonia Argentina un primer viaje ideal es el recorrido de los 7 lagos. La mejor fecha es en noviembre, ya que los precios no están tan elevados por la temporada alta y no hay tantos turistas ni estudiantes con guitarras hasta altas horas de la noche. El terreno es variado, hay excelente asfalto y algo de ripio.
Este viaje tiene montañas, subidas, bajadas, mucha agua por doquier, gente, bosques... todo lo que se necesita para arrancar la vida del viajero en bici. Luego de este viaje se puede subir un poco la apuesta y comenzar con recorridos más largos, si se quiere un poco de soledad y paisajes infinitos se puede unir El Bolsón con Esquel por la Ruta 40. Otro viaje muy interesante es la Ruta 3 patagónica. Se encuentra totalmente asfaltada y por ella se puede recorrer Chubut, Santa cruz e incluso llegar hasta Ushuaia. Hay mucho viento y muchísima soledad, pero se está rodeado de inmensidad hacia ambos horizontes.

Una vez que se hayan hecho recorridos cada vez más largos o más extremos se pueden pensar en las travesías de libro. Aquellas con las que soñamos, hasta que las realizamos... y soñaremos con otras hasta realizarlas... y asi sucesivamente.

El Embalaje


La bici es un excelente y cómodo medio de transporte. Pero lamentablemente solo mientras estas rodando. Todo el trajín de llevarla de un lado a otro embalada es muy engorroso, es caro y siempre trae inconvenientes. Choferes que no la quieren subir, empresas que quieren cobrar extra, mayores propinas para los maleteros, potenciales perdidas en los despachos. Por eso siempre es bueno armar todo bien antes y tratar de que los cambios de itinerario no generen daños colaterales más adelante.

Hay varias formas de llevar la bici, pero para cualquier opción conviene desarmarla de la siguiente manera.

1- Sacar la rueda delantera. Para eso es necesario soltar el freno y aflojar bien el cierre rápido de la maza. Una vez hecho esto en necesario volver a poner el freno.

Conseguir unos tubos de metal del ancho de la horquilla. Sacar el cierre rápido de la rueda, pasarla dentro del tubo y ponerlo de vuelta en la horquilla a modo de vástago. Como si tuviera la maza de la rueda. Esto nos asegura que si nos ponen peso en la bici, no se van a doblar las botellas.

Otra opción es hacer todo lo mismo para ambas ruedas poniendo una de cada lado sujetas al cuadro. Pero en la opción anterior la bici queda un poco más larga y menos ancha, además no se corre el riesgo de dañar la llanta trasera. Y la misma protege la pata del descarrilador.

Las cubiertas conviene desinflarlas por un tema de lugar. Sobre todo si vas en avión ya que la diferencia de presión las podría reventar.

2- Con una llave de 15ml sacamos los pedales. Estos aflojan en dirección contraria al pedaleo. Suelen estar muy trabados, con lo cual es bueno probar unos días antes si salen, hacerlo con calma y buscando la mejor palanca. Algún  solvente o WD40 puede ser útil. Una vez retirados, tener cuidado de no cambiarlos de lado, ponerlos de nuevo pero del lado interno. De este modo tenemos más cosas en un mismo lugar y menos dando vueltas.

3- La rueda delantera se pone entre la horquilla y el cuadro. Para eso hay que rotar la horquilla de modo que quede en el mismo plano que la rueda. El manubrio nos quedara cruzado, pero igual lo vamos a sacar. Para fijar todo son muy convenientes los precintos de plástico de un uso.

En caso de haber sacado la rueda trasera, se pone en el triangulo de atrás del lado de los platos y palancas, con los piñones del lado interno, enganchado al porta (en caso de llevarlo). Generalmente es bueno despachar el porta puesto en la bici, ya que le da estructura y protege mejor el cuadro cuando la apoyan en el piso. Una vez en posición, con los precintos o cinta se puede atar al cuadro. Unir la llanta con el cuadro evitan que la fuerza la hagan los rayos ya que si se doblen tendremos inconvenientes extra.

4- Con la llave Allen soltamos el manubrio del avance (stem) y con cuidado de no retorcer los cables lo ponemos sobre una de las patas de la horquilla. Para sostenerlo podemos usar unas vueltas de cinta o precintos. Los frenos/cambios deben estar mirando hacia abajo, para evitar ser golpeados. Los atamos igual que las ruedas. Los 'cuernitos' en los extremos del manubrio los sacamos y los guardamos en algún lugar seguro.

5- El asiento lo sacamos aflojando el cierre rápido. Si lo pueden separar del caño mejor, sino va con todo. Este se lo puede guardar en los lugares libres que quedan entre la rueda y el cuadro. Sino debajo del porta trasero que suele dejar lugar para accesorios. El asiento es  muy importante para la postura del pedaleo, así que si no se creen poder dejarlo en la misma posición que estaba originalmente, mejor dejarlo con la vela.

6- Con cartón corrugado  o gomaespuma tenemos que proteger todas las partes que puedan llegar a golpearse. Como por ejemplo el descarrilador trasero, el stem, las patas de la horquilla, la palancas c/pedales y la parte trasera del porta alforjas.
Hasta ahora hemos logrado desarmar la bici y hacerla lo más chica posible. Pero falta cubrirla, y acá hay varias opciones.

Opción 1- Ir a una bicicletería y pedir una caja para bici. En general te las regalan, pero tal vez alguno vea la posibilidad de hacer en pequeño negocio. Este método es el más seguro para la bici, ya que desarmada va dentro de la caja, y en ella podes meter cosas extras para el viaje. Como comida, ropa o cubiertas de repuesto. Lamentablemente va a ocupar mucho mas lugar, va a ser mucho más pesada, mucho más visible y vas a estar mucho más expuesto a tener que negociar con cuanto changarin te cruces. También tendrás que hablar antes con la empresa de transporte porque podrían pedirte que la mandes como despacho que normalmente debe hacerse 2 o 3 días antes del viaje según la temporada. Raramente te impidan subirla a la bodega del micro, pero siempre será un tema de negociación que requerirá de dinero extra.

Opción 2- Conseguir un poco de cartón corrugado y envolverla completamente. Luego meterla en grandes bolsas de plástico, o comprar un plástico grande y resistente (unos 3x3 metros de 200 micrones). Luego con cinta de embalar y unos cordines  largos atarla apretando bien para que quede firme y sin sectores donde puedan agarrarla y romper la bolsa. Esta opción es más común y versátil para viajes en micro ya que el volumen es menor, el peso es menor y pasa más desapercibida. Una propina en la terminal ayudara a que el personal la cuide y la coloque en el micro sin mayores problemas.

Opción 3: Esta es una intermedia entre la Op1 y Op2, en vez de usar un plástico se puede comprar o hacer un bolso para cargar todo. No es muy aconsejable, ya que tiene los beneficios de las 2 anteriores pero también las contras de las 2.

Opción 4- Si es un viaje corto o no tenés tiempo de buscar una caja, o cartón corrugado. Al menos es conveniente  recubrir con gomaespuma el cuadro, manubrio, las botellas de la suspensión o de la horquilla. Así como todos los sectores donde la pintura pueda saltarse o un golpe pueda abollar el material. Para sostenerlo se pueden usar precintos o cinta.

El tema no es tanto la ida, como la vuelta. Cuando salgas de viaje, vas a estar en tu casa armando todo tranqui, pero al terminar el mismo la cosa cambia. Si vas y volves al mismo lugar, o sea que el viaje es un recorrido en circulo trata de dejarle la caja/plastico/bolso en el lugar donde pares a dormir.
Si no volves tendras que ver si te conviene llevar el bolso (ya que la caja la tendras que abandonar y el carton volver a comprar), cargarlo o la ultima opcion es enviarlo a tu casa por despacho.
El plástico podes usarlo para poner debajo de la carpa a fin de evitar que se moje durante la noche, (ver Camping/carpas).

 

 
Todo embalado y pronto a ser subido al avión de vuelta a casa..!!!!

Segunda Parte >>

Lookpatagonia.com agradece  a  Axel Miguez y Mariana Fernández por la confección de esta guía práctica.
contacto:
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla    -  www.rutasapedal.com.ar